ASánchezDíaz

Autoaprendiendo .NET y otras cosas


Nuestra experiencia en el Reto Salud Andalucía

Hace ya casi dos semanas desde la entrega de premios del Retos Salud Andalucía (#RetoSaludAnd) que como algunos sabréis, consistía en el desarrollo de una aplicación móvil cuyo objetivo sería “mejorar la adherencia al tratamiento de pacientes con EPOC” y hoy me he decidido a contar lo que ha supuesto para nosotros, como experiencia y sobre todo como oportunidad para introducirnos en este mundo apasionante de la Innovación.

Nuestro equipo es pequeño. Está formado por tres personas, dos enfermeros, Beatriz (@beasanchez78) y yo (@SanchezDiazA) y una médico de familia, Inma (@InmaMesa), y fue el azar y sólo el azar el que hizo que fuésemos vecinos y por tanto pudiéramos formarlo.

Tuvimos conocimiento de la convocatoria en Diciembre del año pasado, por un compañero al que ahora le agradezco profundamente la información.

Desde ese momento, hablamos en alguna que otra ocasión de presentarnos al Reto con alguna propuesta, aunque no fue hasta Febrero, tras la OPE de Enfermería, cuando empezamos a darle forma a nuestra propuesta. Sabíamos que no teníamos medios, apenas nuestros respectivos portátiles, pero sabíamos que en nuestras “reuniones en la puerta de casa” habíamos generado una idea que podía funcionar.

Para nosotros, que mirábamos el Reto desde el punto de vista de tres profesionales sanitarios, no bastaba con desarrollar una aplicación móvil que el usuario / paciente instalara siguiendo nuestras recomendaciones… era necesario algo más, un componente adicional que permitiera realizar un seguimiento de la actividad del paciente con la aplicación, que recogiera los datos que la aplicación enviara y que mostrara alertas y otra información a los profesionales… Este segundo “componente” debía ser una aplicación web que centralizara toda esta información y fuese usada por los profesionales.

Nos planteamos qué ocurriría si el paciente instalaba la aplicación y, sencillamente, no volvía a abrirla hasta la próxima cita con el profesional…

Obviamente este modelo “paciente – profesional sanitario” hacía que la complejidad del proyecto aumentara.

Por un lado, desarrollaríamos la aplicación móvil, nativa para Android, escrita en Java y el SDK de Android. Por otro, el servidor, que estaría escrito en ASP.NET /C#, involucrando por supuesto JavaScript, llamadas AJAX, web services… y todo, todo, rodeado de una fuerte evidencia científica.

El reparto de tareas fue sencillo, en el sentido de que aunque era mucho trabajo, estaba claro que yo me encargaría de la parte tecnológica, dejando el diseño de la aplicación y la búsqueda de evidencia y documentación en Beatriz e Inma.

Repito que el principal obstáculo no fue la carga de trabajo que supondría, sino el hecho de no tener más medios que los propios…

Los tres tenemos nuestros respectivos trabajos y el proyecto lo desarrollábamos en nuestro tiempo libre, a menudo quitándoselo a nuestras hijas y el sueño…

Fueron días muy duros, especialmente, las dos últimas semanas, en las que se dieron situaciones inverosímiles de las que hoy nos reímos, como por ejemplo, grabar vídeos con demostraciones de uso de inhaladores usando la mesa de la cocina, con la cámara de mi portátil, una Surface Pro 4, apoyada en una silla del salón que a su vez estaba encima de la mesa de centro… y todo esto a una distancia de un metro… Al final salieron más de quince vídeos y no quedaron tan mal 😉

El plazo de entrega de solicitudes acabó el 31 de Mayo, y la verdad es que llegamos muy justos. Sabíamos que habíamos logrado un buen producto, pero no sabíamos cómo sería la competencia. Los días siguientes empezaron a hacerse públicos algunos proyectos, desarrollados por particulares, empresas, grupos de trabajo… en total más de 40 propuestas… y nos dimos cuenta de lo difícil que sería.

Pasó el verano y por fin, el 21 de Noviembre se celebraría el acto de entrega de premios.

Personalmente no he vivido ninguna experiencia, relacionada con mi trabajo, tan emocionante. En el acto, conocimos a gente magnífica y a equipos de trabajo de todo tipo, empresas, estudiantes… recuerdo especialmente a los compañeros de @Epoc_respira y @Epoc_S.XXI.

Cuando dijeron el nombre de nuestro proyecto @eppoc_app nos dimos cuenta de lo que habíamos logrado.

De nuevo queremos agradecer a @RetosAndalucia la oportunidad que nos han dado, a nosotros y a todos los participantes. Creemos que es el camino a seguir, el de la colaboración para conseguir resultados, y esperemos que la iniciativa tenga continuidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *